ventajas-diferencias-comprar-alquilar-departamento

Ventajas y Diferencias de Comprar VS Alquilar un Departamento

En la eterna discusión sobre si es más conveniente comprar o alquilar un depa o casa, las opiniones pueden ser muy controvertidas. Algunos argumentan que alquilar es simplemente gastar dinero a lo loco y que comprar una casa es la mejor manera de construir un activo muy seguro. Por otro lado, hay quienes consideran que ser propietario implica responsabilidades y prefieren alquilar para utilizar su dinero en inversiones que generen más riqueza, como un negocio, la bolsa, factoring o el tipo de inversión que más se ajuste.

Ventajas de Comprar un Inmueble frente a Alquilar

Estabilidad y Control

“No hay nada mejor que tener lo suyo”. Una de las principales ventajas de comprar una vivienda es la estabilidad que proporciona. Al ser propietario, tienes la tranquilidad de tener un lugar para llamar hogar a largo plazo. No te preocuparás por los cambios en los contratos de alquiler, aumentos en el alquiler o posibles mudanzas. Además, como propietario, tienes el control sobre tu espacio y puedes realizar modificaciones y mejoras según tus preferencias sin necesidad de obtener permisos adicionales.

Patrimonio, Activo y Plusvalía

Otra ventaja de comprar un inmueble es la oportunidad de acumular patrimonio a largo plazo. A medida que pagas tu préstamo mensualmente, estás construyendo valor en tu propiedad. Con el tiempo, es casi 99% seguro que el valor de tu vivienda aumente, lo que podría generar una ganancia si decides venderla en el futuro. Aproximadamente la rentabilidad anual de inmuebles en Lima es de 4 a 6%. Esto puede ser una forma de inversión a largo plazo que te brinde estabilidad financiera y seguridad.

Libertad para personalizar

Como propietario, puedes hacer lo que quieras para hacer modificaciones en tu inmueble según tus preferencias y necesidades. Si necesitas colocar un rack adelante, si deseas cambiar el color: adelante. Y, todo estos cambios probablemente aumenten el valor de inmueble, mi consejo aquí es siempre consultar con un buen Diseñador de Interiores.

Compromiso a largo plazo

Esto puede ser una ventaja o desventaja. Puesto que, comprar una casa es un compromiso financiero a largo plazo, ya que generalmente se necesita tiempo para recuperar los costos de compra y venta. Sin embargo, esto puede ser positivo porque estás obligándote a ahorrar un % de tus ingresos cada mes e invertirlos en quizás en tu mejor activo.

Paz, felicidad, comodidad y autorrealización

“Entiendo lo del alquiler, pero tener casa propia me dio La Paz que estaba buscando.” El aspecto psicológico no tiene que ser menospreciado, cuando te compras un inmueble y has hecho una buena búsqueda junto a tu ejecutivo Decateca, te aseguras de vivir feliz en el depa sin arrepentimientos. Estás cómodo porque lo has acomodado tal como lo soñaste hace varios años, y te sientes bien porque sabes que luchaste muy duro por lograr este sueño, que aparte hacerte feliz, te podrían asegurar estabilidad financiera.


Desventajas de Comprar un Inmueble VS Alquilar

Costos Iniciales y Continuos

Comprar una vivienda conlleva una serie de costos iniciales considerables. Esto incluye el pago de la cuota inicial, los costos de los tramites (notaria, etc), remodelación y otros gastos asociados con la compra. Estos desembolsos pueden ser un desafío financiero para muchas personas, puesto que fácilmente pueden sumar miles de dólares. Además, una vez que eres propietario, también debes asumir los costos continuos de mantenimiento y reparación de la vivienda. Estos gastos pueden sumar con el tiempo y deben ser considerados en tu presupuesto.

La tasa de interés

En el Perú aparentemente tenemos una de las tasas más altas de crédito hipotecario con respecto a LATAM, y eso conlleva a cuotas más altas que hacen casi imposible que la cuota mensual sea menor que la Renta mensual.

Falta de Flexibilidad y Liquidez

Al ser propietario de una vivienda, estás comprometido con ese lugar a largo plazo. Si tienes planes de mudarte con frecuencia debido a tu trabajo o estilo de vida, comprar una vivienda puede limitar tu flexibilidad. Si valoras la movilidad y la capacidad de adaptarte rápidamente a nuevos cambios, alquilar puede ser una opción más adecuada. Ya no tendrás tanto dinero para tus gastos, y esto puede ser peligroso si tienes una familia y no has hecho bien tus cálculos en tu presupuesto.

Limitaciones para inversiones

Al destinar una gran cantidad de capital en un inmueble, tienes que decirle “chau” a otros tipos de inversión, ya sea que has querido invertir en Factoring, la Bolsa o tu nueva Startup que parece tener un futuro prometedor. Y, algunos mencionan de que si invierten el dinero que tenían pensado para la inicial, podrían comprar el inmueble al cash en unos cuantos años, pero esto es una suposición, y necesita ser demostrada con números, por eso hemos hecho una Calculadora para que puedas conocer la respuesta de forma objetiva.

Responsabilidad

Como propietario, eres responsable de los costos de mantenimiento y reparación de la propiedad, lo que puede generar gastos imprevistos y requerir tiempo y esfuerzo. Asimismo, si decides alquilarlo, puede que un inquilino no quiera pagarte y hasta adueñarse de tu propiedad, esto es más probable aún si es que no utilizas el servicio de Calificación de Inquilinos de Decateca.

Riesgo de depreciación o pérdida

Aunque las propiedades suelen aumentar su valor con el tiempo, no hay garantía de que esto suceda. En algunas circunstancias, el valor de la propiedad puede disminuir, lo que puede resultar en una pérdida de patrimonio. Sin embargo, esto no es tan probable. Lo que si es más probable es que la emoción te haga comprar un mal inmueble, para minimizar el riesgo de comprar u inmueble muy costoso y no tan rentable, es importante respaldar las decisiones de la data del mercado, y para ello no hay mejor lugar que Decateca.com


Ventajas de Alquilar un Inmueble VS Comprar

Flexibilidad y Movilidad

Una de las ventajas principales de alquilar una vivienda es la flexibilidad que ofrece. Al ser inquilino, tienes la posibilidad de mudarte fácilmente cuando lo desees, sin tener que preocuparte por vender una propiedad. Esto es especialmente beneficioso si tienes un trabajo que requiere reubicaciones frecuentes o si simplemente prefieres la libertad de cambiar de ubicación según tus necesidades y preferencias.

Menor Responsabilidad

Al alquilar una vivienda, no eres responsable de los costos y las tareas de mantenimiento y reparación. Estas responsabilidades recaen en el propietario o el arrendador. Si no te sientes cómodo con las labores de mantenimiento o simplemente prefieres no tener que lidiar con ellas, alquilar puede ser una opción más conveniente. Si el mercado inmobiliario sufre una disminución en los precios, como inquilino no estarás expuesto directamente a esa pérdida de valor. Si hay algún terremoto o catástrofe y el inmueble sufre perjuicios, tú no te tienes que preocupar.

Libertad de liquidez

Al alquilar, no necesitas un pago inicial significativo ni gastos iniciales altos, lo que te permite tener más flexibilidad financiera. Al no tener una gran inversión inmovilizada en una propiedad, puedes tener más liquidez para invertir en otros activos o responder a emergencias financieras.

Acceso a Comodidades sin Costos Adicionales

Muchas propiedades de alquiler ofrecen comodidades adicionales, como áreas recreativas, gimnasios o piscinas, sin costos adicionales para los inquilinos. Estas amenidades pueden mejorar tu calidad de vida sin necesidad de asumir los gastos de mantenimiento asociados con ellas. Si valoras las comodidades y no quieres ocuparte de su mantenimiento, alquilar puede ser una opción atractiva.


Desventajas de Alquilar un Inmueble en comparación a Comprar

Inestabilidad y Falta de Control

“Todo bonito con alquilar, hasta que un dia tu arrendatario te dice que ya no te va a renovar el contrato 😅” Al alquilar, estás sujeto a los términos y condiciones establecidos en el contrato de arrendamiento. Esto puede significar que tu alquiler aumente periódicamente o que el propietario decida no renovar el contrato. Estas situaciones pueden generar inestabilidad y la necesidad de buscar un nuevo lugar para vivir. Además, como inquilino, tienes menos control sobre el espacio y es posible que no puedas realizar cambios estructurales o decorativos importantes según tus preferencias.

Sin Acumulación de Patrimonio

Una desventaja de alquilar una vivienda es que no estás construyendo patrimonio a largo plazo. Los pagos de alquiler no te proporcionan una inversión a largo plazo, y es posible que no veas un retorno financiero significativo al final del período de alquiler. Si valoras la acumulación de patrimonio y la estabilidad financiera a largo plazo, comprar una vivienda puede ser más beneficioso.

Restricciones y Limitaciones

Como inquilino, es posible que enfrentes ciertas restricciones y limitaciones impuestas por el propietario o el contrato de arrendamiento. Estas restricciones pueden incluir la prohibición de tener mascotas, limitaciones en la decoración o restricciones en el uso de ciertas áreas de la propiedad. Si valoras la libertad de personalizar y adaptar tu espacio según tus preferencias, comprar una vivienda puede brindarte más libertad en este aspecto.

Conclusión

La decisión de comprar o alquilar una vivienda es personal y depende de diversos factores, como tus metas financieras, tus necesidades de estilo de vida y tus circunstancias individuales. Comprar un inmueble ofrece estabilidad, acumulación de patrimonio y beneficios fiscales, pero también conlleva costos iniciales y falta de flexibilidad. Por otro lado, alquilar una vivienda brinda flexibilidad, menores responsabilidades de mantenimiento y acceso a comodidades, pero puede generar inestabilidad y no ofrece la acumulación de patrimonio a largo plazo.

Evalúa cuidadosamente tus prioridades y considera los pros y los contras antes de tomar una decisión, de hecho te aconsejo usar la calculadora de Decateca.com de Comprar Vs Alquilar para saber de forma numérica que te conviene